El faro que inspiró a Jorge Drexler

El faro que inspiró a Jorge Drexler

 

La magia del Cabo es una musa sin fronteras, así quedó demostrado por ejemplo con esta magistral obra de Jorge Drexler: 12 segundos de oscuridad.

 

Gira el haz de luz / para que se vea desde alta mar. / Yo buscaba el rumbo de regreso / sin quererlo encontrar.

Pie detrás de pie / iba tras el pulso de claridad / la noche cerrada, apenas se abría, / se volvía a cerrar.

Un faro quieto nada sería / guía, mientras no deje de girar / no es la luz lo que importa en verdad / son los 12 segundos de oscuridad.

 

Para que se vea desde alta mar... / De poco le sirve al navegante / que no sepa esperar.

Pie detrás de pie / no hay otra manera de caminar / la noche del Cabo / revelada en un inmenso radar.

Un faro para, sólo de día, / guía, mientras no deje de girar / no es la luz lo que importa en verdad / son los 12 segundos de oscuridad.

 

Aquí puedes disfrutar de la melodía:

 

 

¡Y ahora solo te falta visitarlo y disfrutarlo personalmente!